Belleza

Los cambios físicos de Letizia

Letizia Ortiz

Letizia Ortiz Rocasolano, joven periodista que cambió su gran momento profesional por su gran amor hacia el príncipe Felipe, ahora rey Felipe VI. Y es que los cuentos de hadas sí existen.

La joven Premio Larra en el año 2000, renunció a una brillante carrera para comprometerse con el gran amor de su vida. Aquella chica asturiana, inteligente, culta e inquieta y ciertas inseguridades relacionadas con la carencia de sangre azul de la nueva Reina de España, han empujado a Letizia a cambiar su aspecto físico de una manera tan acentuada.

Desde Casa Real sólo se confirmó en el año 2008 la operación de nariz por problemas respiratorios. Pero muchos especialistas en cirugía estética y especialistas en estética dental en Madrid han hablado sobre los “retoques reales”.

Además del único reconocido oficialmente, el de su tabique nasal:

–          La princesa ha corregido su mentón.
–          Ha suavizado las arrugas de su rostro con inyecciones de toxina botulínica y rellenos de ácido hialurónico.
–          Sus párpados se han elevado y su mirada parece mucho más relajada, consecuencia de inyecciones de vitaminas y silício.
–          También se puede evidenciar un rostro más simétrico y redondeado por infiltraciones de hidroxiapatita cálcica, que también ha eliminado su rictus.
–          La calidad de su piel ha mejorado visiblemente por sesiones de radiofrecuencia anuales y cócteles de vitaminas que estimulan el colágeno y la elastina.
–          La corrección de la sonrisa se ha realizado con la implantación de brackets invisibles y un posterior blanqueamiento dental.
–          En cuanto a su cuerpo, ha aumentado su pecho
–          Y sus piernas y brazos son ahora mucho más fibrosos que hace 10 años.

A todo ello, la futura y flamante reina cuida hasta el último detalle en maquillaje y peluquería y, por supuesto, su vestuario y su estilo la han convertido en una de las princesas más elegantes de la monarquía europea.