Emprendedores

Los detalles que te hacen encantador

Successful business man smiling, gesturing a hand shake

El encanto es una de las más desestimadas cualidades que una persona puede tener. Y es que ser encantador es algo más que una idea anticuada: es una estrategia que te dará puntos extras ante socios, clientes y compañeros de trabajo. De manera que no hagas a un lado esos detalles que hacen de cualquiera una persona encantadora.

Saluda a todo el mundo. Nunca entres o te vayas de un lugar sin saludar a cada persona con la que te encuentres, sea conocida o no. No sólo se trata de una forma de respeto: es la manera más sencilla de extender tus redes de contactos reales.

Cuando hables con alguien, llámale por su nombre. Sea una charla o al hablar en público, dirígete a toda persona por su nombre. Además que no hay mejor sonido para nadie que su propio nombre, es una forma de reconocimiento: les dices que sabes quiénes son… y en retribución se esforzarán por recordar quién eres.

Da un firme apretón de manos. Cuando se trata de saludar a quien se te presenten, siempre saluda con un firme apretón de manos. Es una señal de que no temes al contacto y que estás abierto a pasar a un nivel más allá del mero saludo.

Mira a los ojos. Al hablar con alguien, así sea brevemente, siempre mira a sus ojos. De ese modo te muestres abierto, que no tienes segunda intenciones, y que estás en espera de una mayor cercanía.

No dejes que te traicione tu lenguaje corporal.

 

  • Pingback: Carta de nacimiento: El Diablo | Blog Tarot