Belleza

Los hábitos que arruinan tu apariencia

Shaving

Todo lo que hacemos en el presente tiene ecos en el futuro. Lo que equivale a decir que todo lo que hacemos tiene consecuencias… en particular con tu apariencia. Hay hábitos que dañan la manera en que te ves, en ocasiones irremediablemente. He aquí una lista de lo que tienes de dejar de hacer ya.

Usar lo primero que encuentras. El primer gran pecado que cometes hacia ti mismo, tu apariencia y hasta en contra de tu salud es esa idea que los hombres pueden usar cualquier producto de belleza. Una de las ideas más equivocadas que existen. Tu piel y cabello necesitan de productos específicos para su cuidado.

Tomar café. La hidratación es necesaria para el adecuado funcionamiento de tu cuerpo. Tienes que darle al menos 10 vasos de agua al día… El problema es que al mismo tiempo consumes un conocido diurético (la cafeína), que desecha esa agua. La primera afectada es la salud de tu piel. De manera que si no puedes vivir sin tu café por las mañanas, al menos toma más agua.

Afeitarte en seco. Invierte algunos euros en una crema para afeitar que te evite heridas y otros desastres que dañan irreversiblemente la piel de tu rostro. De hecho, si has de afeitarte, antes date una buena ducha para abrir tus poros y hacer la faena más suave.

Tocarte la cara. Esa costumbre llena tu rostro de toda suerte de bacterias que hacen daño a tu preciada piel. Evítala o acabarás lleno de arrugas.