Sex and Life

Los riesgos del sexting

Racy Text Message

 

Las redes sociales han llegado a cambiarlo todo, y en particular la forma en que se comparte nuestra intimidad. Y concretamente la forma en que ligamos. Hemos cambiado a tal punto las pautas en el acercamiento a las mujeres que nos gustan que ya se ha creado una palabra ára definir este intercambio entre desconocidos con una clara orientación sexual: sexting. Si, como el texting, pero con sexo.

Se ha llamado texting al envío de mensajes de texto e imágenes a través de los smartphones y de las redes sociales. Usando esa herramienta, algunos han visto la oportunidad de mostrarse más cálidos ante las personas con las que quieren una relación o un encuentro casual para acelerar las cosas. Y vamos: ¿qué puede ser más efectivo para romper el hielo entre dos personas que un desnudo fotográfico?

Desgraciadamente este tipo de intercambio de material íntimo (fotos de desnudos y vídeos íntimos) se han convertido en la nueva mina del porno por internet. El sexting es la cantera de la que se nutre el “revenge porn”: imágenes difundidas por la red de personas que por alguna razón no quedaron satisfechos con el fin de una relación, y se toman la revancha dejando que el mundo conozca a sus pretendientes o ex amantes o ex parejas de un modo, digamos, épico…

¿Es seguro el sexting? ¿Puedes darte el lujo de mandar fotos de ti mismo desnudo a desconocidos y conocidos sin temer que acabes por aparecer publicado con tus miserias en Flick, Pinterest o sitios de vídeo XXX? Creemos que no.

Antes de mandar esa foto de tus apetencias, tienes que tener bien claro que estás concediendo poder a otras personas: el poder de hacerte quedar en ridículo cuando lo desee. Algo que en términos de pareja puede sonar muy bello (es algo que hacemos todo el tiempo al estar en pareja), pero no puedes darte el lujo de dar ese poder a una desconocida de cuya ética no sabes nada…

Etiquetas: