Sex and Life

Métodos anticonceptivos para hombres

Safe sex

Los temas de salud sexual, tanto en hombres como en mujeres, han constituido desde hace mucho tiempo una de las principales preocupaciones de la humanidad. Algunas veces por la falta de sexo y otras por el exceso de actividad sexual( alguno habrá que se queje), el sexo es algo que siempre tenemos en mente. Salvo que vivamos en un convento de clausura. Y si por un casual no es una de tus preocupaciones, siempre tendrás la televisión para recordártelo.

El proceso de revolución social y sexual que asombró al mundo en los años 60 y 70 tuvo un cruel despertar a mediados de los años 80 con la aparición fulgurante y amenazadora de las enfermedades de transmisión sexual como el SIDA que hicieron a mucha gente despertar en medio de una pesadilla. Sobre todo a raíz de la muerte del actor Rock Hudson a causa de esta enfermedad. La conciencia colectiva dictaba que si un actor famoso y con dinero no podía evitar morir a causa del SIDA, nadie estaría a salvo. Lo cual era cierto.

La otra preocupación referente a las relaciones sexuales, ahora y antes, son los frutos inesperados de esa relación en forma de embarazo no deseado. Antigüamente, la tradición dictaba que era un problema exclusivamente femenino pero el paso del tiempo y el desarrollo de la sociedad han puesto de manifiesto que es una cosa de dos. Si para consumar la relación se necesitan dos personas, tambíen deben ser dos las personas que se encarguen de que no haya un embarazo no deseado.

Afortunadamente, hay muchos métodos que las mujeres pueden tener en cuenta para evitar un embarazo que no están buscando. Además, tiene dos variantes: hay métodos anticonceptivos anteriores a la relación y otros métodos posteriores a la relación. Además, el sexo masculino también deben preocuparse por evitar esta situación y pueden optar por diversos métodos anticonceptivos para hombres.

  • Utilización de preservativos. El condón es un instrumento presente en el imaginario colectivo y que, pese a su aparente sencillez, cumple una doble misión. Por un lado, nos sirve para prevenir el riesgo de las enfermedades de transmisión sexual y, por otro lado, actúa para evitar la fecundación y que no existan embarazos no deseados. A ello hay que unir su fácil adquisición. Podemos dirigirnos a cualquier farmacia para adquirirlos y en numerosos pubs los encontramos en los baños( por las emergencias nocturnas). Como en todo, la modernidad también ha llegado a este mundo ya que existen preservativos de distintos sabores, de diversas texturas y materiales.
  • Relaciones sexuales sin penetración. Es otra variante que podemos utilizar. Las posibilidades sexuales no se limitan exclusivamente a la penetración. El sexo oral, la masturbación mutua y el sexo anal nos pueden servir de ayuda en un momento dado y proporcionarnos otro tipo de placer y puede ir acompañado de todo tipo de juegos sexuales. Además, puede ser conveniente no solo como método anticonceptivo sino también como una forma de practicar sexo ante situaciones de embarazos de alto riesgo o con cuando no se dispone de otro anticonceptivo cercano.
  • Vasectomía. Es un método eficaz y permanente por el cual no se permite que los espermatozoides lleguen a la vagina de una mujer impidiendo, por lo tanto, cualquier riesgo de embarazo. Requiere de una operación rápida y sencilla y debe tratrase ser una decisión muy meditada ya que te impedirá tener hijos propios en el futuro. Su efectividad es prácticamente del 100% . En pocas palabras, el hombre queda estéril y puede presentar algún riesgo menor como una posible infección en el momento de la operación pero subsanable en poco tiempo.
  • Abstinencia. Es el método anticonceptivo más eficaz del mundo y el menos placentero sin lugar a dudas por lo cual no es una opción recomendable. Es como si intentamos evitar tener accidentes de tráfico encerrándonos en casa sin salir nunca a la calle. Una idiotez. El sexo es uno de los aspectos más importantes de la vida.

No obstante, el futuro de los métodos anticonceptivos para hombres es bastante esperanzador. Existen proyectos para producir pastillas para hombres que eliminarían el esperma de la eyaculación y, con ello, el riesgo de embarazo en las relaciones sexuales.