Off topicRelaciones

Algunos mitos sobre las mujeres

En algún momento de nuestra vida, tras varias desilusiones amorosas, seguramente hayamos pensado “todas las mujeres son iguales”. Es que en más de una ocasión hemos detectado patrones de comportamiento que se ajustan a varias mujeres con las que hayamos salido. Sin embargo, es imposible encasillarlas a todas bajo los mismos axiomas. A continuación os cuento cuáles son los grandes mitos que no siempre son verdad acerca de las mujeres.

Todas quieren casarse. En el siglo XXI no todas las mujeres quieren comenzar una relación para pasar por el altar, para después dedicarse a tener hijos y criarlos. En nuestros tiempos el casamiento ha dejado de ser el fin último de la mujer en pareja. ¡Relájate!

Necesitan vernos todos los días. Para algo se inventaron las fotos en las carteras. La sobredosis de contacto no deja lugar a esos dos o tres días de “estar con uno mismo” que sirven muchísimo para ponerse al día en conversaciones mucho más interesantes que las que puedes tener con alguien que ves a diario.

Todas son locas impulsivas. Aunque ellas puedan tener un ataque emocional/irracional alguna que otra vez, no significa que sean dementes. Este mito se ha creado más por la percepción masculina de estos episodios que por los comportamientos reales de las mujeres. Sí, de vez en cuando pueden meter la pata, pero es algo de lo que nosotros tampoco estamos exentos (y no por eso ellos nos tildan de locos impulsivos).

Les cuentan todo a sus amigas. A las mueres les gusta hablar, sin embargo muchas de ellas saben cuál es el límite entre lo que se puede contar con sus más allegadas y lo que no. Además, convengamos que nosotros también solemos presumir entre amigos de nuestros logros con las mujeres.

Hay que gastar mucho dinero en ellas. Nuevamente recordemos que estamos en el siglo XXI. Si algo tuvo de bueno la liberación femenina es que ellas pueden invitarnos, pagar una cuenta a medias o hacernos un regalo. Además, de más está decir que no son los mejores compañeros sentimentales quienes más gastan en ellas.