Hobbies

Montar un estudio de fotografía casero

Estudio fotografico

Generalmente los aficionados a la fotografía comenzamos a introducirnos en este mundillo obteniendo imágenes de paisajes o retratos en exteriores. Sabemos que la luz es lo más importante para obtener una buena fotografía así que aprovechamos al máximo la luz solar. Tras esta etapa inicial empezamos a jugar con los claroscuros y las sombras en nuestras capturas. Una vez creemos dominar la luz solar pasamos a jugar con la luz de interiores y llega el momento que deseamos montar un estudio de fotografía casero, aunque con aspiraciones a ir mejorándolo paulatinamente.

Preparar un rincón de casa para trabajar como en un estudio requiere de una inversión de tiempo, espacio y dinero, así que probablemente no sea mala idea alquilar un estudio fotográfico para ver cómo se nos da antes de realizar el trabajo en casa.

Para poder jugar con el reflejo de las luces del flash lo más adecuado es tener las paredes pintadas de blanco, o como mínimo de un color muy claro. Si la habitación es pequeña podemos apuntar los flashes directamente a las paredes aunque, siempre que sea posible, es preferible utilizar sombrillas para controlar mejor la luz. Con dos sombrillas, y sus correspondientes trípodes, podemos trabajar la mayoría de técnicas de fotografía de interiores, si bien nunca está de más tener equipo de sobra.

Para la mayoría de fotografías de retratos de interior se suele utilizar un fondo liso de color blanco o negro para resaltar el objeto deseado. Para ello lo más fácil es montar un sistema que permita colgar la tela que deseemos del techo de tal forma que caiga lisa y cubra una parte del suelo. Así, colocando adecuadamente el modelo, conseguiremos un fondo liso perfecto para nuestras fotografías.

Es importante tener un ordenador en la misma habitación donde montemos el estudio ya que nos permitirá ir revisando el resultado de nuestras fotografías de forma cómoda y rápida. Así podemos repetir o corregir aquellas instantáneas que creamos que no han quedado todo lo bien que nos gustaría.