Relaciones

Navidad: ¿Su familia o la tuya?

A beautiful young hispanic couple wearing Christmas Santa Hats

Ya hayambiente navideño en tu hogar. Se vienen las fiestas decembrinas, y con ellas llega una de las mayores preocupaciones del hombre moderno: ¿Hay que ir a comer a la casa de nuestros padres o con los padres de ella?

Esta sola cuestión suele consumir de valiosas horas trabajo y es motivo de no pocas peleas al seno de las parejas, estén consolidadas o sean de nuevo cuño. Se trata de un asunto espinoso, en el que hay muchas susceptibilidades en juego, y con la que no es nada fácil lidiar… O por lo menos aconsejamos que si quieres pasar una amarga Navidad, no hagan de esta una cuestión menor.

¿Qué es lo que hay que hacer cuando ella no sabe si ir con su familia o la nuestra a las fiestas navideñas?

¿En nuestra casa? No puedes proponer la solución salomónica: quedarse en casa. Si ambos se preocupan por pasarla con alguna de sus familias, es que no han logrado aún separarse del todo de los asuntos familiares o hay situaciones que les convocan. Por ello, no es buena idea quedarse por su cuenta.

¿Navidad con unos, y año nuevo con otros? Una peor solución: la Navidad tiene connotaciones religiosas, amorosas, tradicionales que no tiene el Año Nuevo. No se puede cambiar la una por la otra.

¿Cuál es la solución? Si quieres nuestra sincera opinión, cede. Es sencillo: Tranquilidad, el estar donde quiere estar. Lo pasarás bien, y ella estará a gusto con los suyos. Ir a casa de sus padres cuando hay otras alternativas te ennoblece, y acabará por ayudarle a resolver sus asuntos pendientes con su familia.

 

  • Pingback: Hechizo de ventura para la Navidad | Blog Tarot