Off topicRelaciones

Ni Stephen Hawking comprende a las mujeres

¿Qué es lo que el más célebre astrofísico piensa una vez que ha llegado a los 70 años? ¿En cómo el Universo surgió de la nada o como lidiar con la enfermedad neurodegenerativa que lo aqueja? No: Stephen Hawking piensa en las mujeres: “Son un completo misterio”.

En una entrevista reciente concedida por Hawking con motivo de la celebración de su cumpleaños, su voz (generada por un circuito computarizado) no se expresó tanto sobre sus logros (el descubrimiento de evidencias del Big Bang —la explosión que dio origen al Universo— en las radiaciones de microondas cósmicas) sino sobre el enigma que más le quita el sueño: las mujeres.

A pesar del estado al que le ha recluido la arterioesclerosis múltiple, Hawking ha tenido una vida romántica muy intensa: dos matrimonios y tres hijos. A decir de su círculo cercano, la enfermedad no ha afectado ni su apetito ni su potencia: “Sólo afecta los músculos voluntarios”, bromea Hawking.

Descritó como “un party animal” que gusta de bailar en su silla de ruedas, Hawking reserva energías para pensar sobre el misterio que significan las mujeres. Algo que parece ser más temible que lo agujeros negros.

Hay una anécdota que ejemplifica esta fasceta investigadora de Hawking: hace algún tiempo, visitó tras bambalinas a Jane Fonda, quien interpretaba en una obra de teatro a una mujer parapléjica. Hawking relata: “Tomé su mano y cuidadosamente estiré sus dedos uno por uno, con ganas de ver cómo se sentían y veían …, suaves y pálidos, seguros.”

Cuando Fonda le preguntó qué le había parecido su actuación, Hawking le dijo: “Eres mi ídola” con una gran risa. Fonda diría más tarde: “Este hombre, a pesar de que no se puede mover ni hablar, comprende lo incomprensible”.