Padres

Nuevo papá: cómo sobrevivir sin dormir

Nuevo papá cómo sobrevivir sin dormir

El enorme problema con los bebés es que nacen sin un sentido del tiempo. Para ellos, la vida es un continuo de necesidades por satisfacer: hambre, suciedad, soledad… Y carecen, por ende, de un sentido del horario que los adultos destinamos al sueño. Ahora que eres un nuevo papá, la mala noticia es que (si no lo sabías, y ahora lo sabes) tu sueño nunca volverá a ser como era antes. Y más vale que te hagas a la idea. Como no queremos que claudiques en la dura tareas de ser papá, te ofrecemos algunos consejos para que sobrevivas sin dormir.

Comparte la alimentación. Lo justo es que, si bien la mamá da el pecho, el papá tenga un biberón listo para el tentempié de las 4 de la mañana.

Vete a dormir temprano. Para que ser cansado debido a las labores paternas no sea un problema, lo mejor que puedes hacer es irte a dormir lo más temprano que puedas. Y siempre que puedas, abandónate a una siesta.

Hazlo parte de rutina. Somos animales de costumbres, y sin importar que tan extreme es el cambio que hemos de enfrentar, siempre podemos someterlo a ser un hábito más. Verás que pasado un tiempo, podrás dormir menos horas y estar fresco como una lechuga.

Relájate. La mejor estrategia para aprovechar las pocas horas de sueño que tu nuevo rol como papá va a dejarte es relajarte siempre que puedas. Antes de irte a dormir, sírvete una bebida caliente y evita las tensiones innecesarias.