Emprendedores

Nunca es tarde para volver a estudiar

Adult class having fun while learning during the lesson

Cada vez son más los mayores de 45 años que deciden volver a las aulas, y es que nunca es tarde para volver a estudiar.  Solo hace falta darse una vuelta por nuestros campus universitarios para comprobarlo.

Básicamente hay cuatro motivos que empujan a este colectivo a retomar sus estudios: incrementar las opciones de conseguir un empleo, lanzarse al autoempleo, aumentar su formación para ascender en la empresa y mantenerse activos intelectualmente.

De hecho, hay mucha gente que después de haber tenido un trabajo se ha quedado en el paro y ha tenido que reciclarse para volver al mercado laboral. Unos ven un tanto lejano lo de la Universidad porque exigen varios años de estudios, por eso optan por la formación profesional. Y es que la FP no es solo para los jóvenes.

Gracias a un incremento de estudios se pueden abrir unas cuantas puertas, ya que en ocasiones incluso las propias facultades se encargan de buscar unas prácticas que facilitan su entrada en una empresa.

Nunca está de más formarse. Da igual que tengamos un puesto fijo. Hay que tener siempre aspiraciones a mejorar, y eso nos lo da los estudios. A la hora de promocionarse dentro de una compañía siempre tendrá más opciones aquel que tenga más estudios.

Otros intentan captar en la Universidad y en los cursos de formación profesional los conocimientos adecuados para lanzarse al autoempleo, un recurso más para salir del paro. El aumento de conocimiento da una mayor sensación de seguridad al que pone un negocio en marcha. Incluso puede encontrarse en los estudios personas con sus mismas inquietudes.

A partir de esa edad hay otras personas que quieren sentirse útiles y aprovechar el tiempo para sacarse una carrera. Es una manera de mantener activa la mente, además de compartir experiencias con gente de su edad. Es posible que muchos de ellos no pudieran estudiar en su momento y ahora encuentran la oportunidad.