Off topic

Obispo propone “curar” homosexualidad

Según el buen obispo de Alcalá de Henares, la homosexualidad es un padecimiento que se puede curar. Como suena. Según Juan Antonio Reig Pla, esos casos de gente que siente una insana atracción por personas de su mismo sexo “pueden ser resueltos positivamente, con una terapia apropiada, especialmente si la práctica de actos homosexuales no se han enraizado”.

Ignoramos a que se refiere con eso de la que la homosexualidad “enraíza”, pero fuera de ese desliz, la tesis de Reig Pla se apoya en el trabajo multidisciplinario: “Con la ayuda de la gracia de Dios y acompañados por sacerdotes, orientadores y catequistas y ayudados, en su caso, por profesionales, las personas con orientación sexual hacia el mismo sexo pueden vivir en castidad (dominio de sí); no sin combate, pero la vida de todo cristiano que quiere vivir según la voluntad de Dios implica batallar contra las propias concupiscencias hasta el mismo día de la muerte”.

Las palabras de Reig Pla fueron recogidas en una entrevista para un medio religioso. Y no escatimó palabras para conmover a esos homosexuales remisos que aún no se acogen a la cura por la fe: “Según la fe cristiana, la redención, la salvación, no es simplemente un dato de hecho. Se nos ofrece la salvación en el sentido de que se nos ha dado la esperanza, una esperanza fiable, gracias a la cual podemos afrontar nuestro presente”.

Según el polémico obispo, es responsabilidad de las familias detectar y someter a la cura a estos individuos: “Los padres cuando advierten en sus hijos, en edad infantil o en la adolescencia, alguna manifestación de dicha tendencia o de tales comportamientos, deben buscar la ayuda de personas expertas y calificadas para proporcionarle todo el apoyo posible.”

Como prueba de que lo que afirma es posible, Reig Pla citó resultados positivos a ese respecto aquí mismo en España, y en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica.