Sex and Life

Obsesionados con el tamaño del pene

Man measuring his penis size

Hay hombres que no pueden disfrutar de una vida sexual normal porque viven obsesionados con el tamaño del pene. De hecho puede resultar llamativo el importante número de varones que se someten a cirugía para alargar sus miembros. Sólo en España se realizan unas 3.000 al año.

Es un tema de conversación entre hombres y llega a convertirse en todo una obsesión porque estiman que disponen de un pene poco efectivo, que no hará gozar a las mujeres.

Con tal de mejorar su tamaño es posible que se recurra a alguno de los artilugios que prometen agrandarlo unos cuantos centímetros. Entre otras opciones hay los que optan por las bombas sucionadoras y los que se tragan unas cuantas pastillas o se inyectan lo que haga falta.

Lo aconsejable, antes de nada, es consultar con un especialista, porque es posible que tenga un pene normal en cuanto al tamaño y grosor. El problema es que no se sienten conformes con su anatomía. Esto ocurre sobre todo en los hombres de entre 18 y 35 años y se le conoce como el síndrome del vestuario. El tamaño es junto con la eyaculación precoz una de las grandes preocupaciones de los varones en la cama.

Diferentes investigaciones han descubierto que el tamaño no influye para nada en la satisfacción de la mujer durante el acto sexual. Hay que decir que la longitud del pene no tiene nada que ver con el peso y altura de su propietario. El tamaño medio para un pene flácido es de 8,8 centímetros mientras que en estado de erección alcanza los 12,89 centímetros.

Aconsejan que los hombres descontentos con su miembro deberían de pensarse bien lo de pasar por el quirófano para abordar un problema que es de índole psicológico. Es preciso recurrir a un terapeuta especializado en cuestiones sexuales y relaciones, que le dará la ayuda apropiada. Antes de decidirse hay que informarse de los distintos métodos disponibles y las posibles complicaciones que puede haber en una operación de este calibre.