Off topic

Podrían obligar a un millón de parejas canadienses a casarse

Un extraño litigio entre una pareja canadiense podría conducir a que un millón de parejas se vean obligadas a contraer nupcias en la región con uno de los más bajos índices de matrimonio del mundo: Quebec.

En esa provincia canadiense existe una figura llamada “esposos de facto”, que concede algunos de los derecho legales del matrimonio a todas las parejas que acrediten haber vivido más de un año en cohabitación. Para mantener “el derecho de decidir”, las autoridades quebequenses no han concedido todos los derechos a los esposos de facto. Por ejemplo, la ley establece que, sin importar el tiempo que hayan vivido juntos, los miembros de la pareja no tienen ninguna obligación de mantenerse el uno al otro cuando su vínculo se disuelve.

Esta forma de vínculo ha tenido un exitoso asombroso desde su aparición en 1979: casi un 35% de las parejas viven como “esposos de facto”, y más del 60% de los niños nacido en Quebec lo hacen entre parejas que no están casadas.

El punto en que el 2002, la pareja residente en Quebece formado por una mujer latina y un billonario canadiense se rompió, tras una década de vivir  como “esposos de facto”.  La mujer reclama 50 millones de dólares, además de una elevada pensión para el hijo de ambas. Aunque en un primer momento la justicia quebequense le concedió la razón, para otros magistrados igualar los derechos entre matrimonios y esposos de facto daña el derecho de los esposos de facto de decidir que tipo de relación desean, y la sentencia a favor de la latina se ha echado por tierra.

De manera que si los esposos de facto desean derechos similares al matrimonio, ahora tendrán que casarse: dos millones de personas viven en matrimonios de facto en Quebec.