Padres

Prepararse para los suspensos de los hijos

Parents with young children

En breve llegarán las fiestas de Navidad y por lo tanto las vacaciones escolares. Nuestros hijos regresan a casa con las notas y es posible que tengamos que prepararnos para sus suspensos.

Pero como padres, ¿sabemos cómo reaccionar ante este tipo de situaciones? ¿Sirven de algo los reproches y castigos? Son muchas las preguntas que surjan y que no encontramos respuesta.

Las notas son un claro indicativo de la evolución de los niños en el colegio. Los suspensos e insuficientes reflejan que algo no funciona, pero no siempre es el resultado de poco estudio. Hay otros aspectos que influyen, así que tú junto a tu hijo tenéis que buscar soluciones.

Hay conductas muy frecuentes por parte de los padres pero que son poco eficaces. No sirve de nada los grandes castigos y los gritos. Esto puede llegar a convertirse en una situación muy común si no somos capaces de ponerle freno. Los hijos aguantarán la escena, pero al día siguiente todo volverá a ser igual. Intentaremos hacerle ver la importancia de estudiar y la importancia, por ejemplo, de los idiomas.

También tienes que evitar expresiones humillantes del tipo “Que tonto eres” o “No harás nada en la vida”. Hay que controlar el rendimiento escolar de nuestros hijos durante el curso, no solamente durante la entrega de las notas. Tienen que apreciar nuestro interés por su evolución en los estudios.

Una vez recibido el boletín con los suspensos tienes que escuchar a tus hijos y conocer las razones de su bajo rendimiento. No es el momento de evaluarles ni de reñirles. En todo este proceso el papel de los profesores también es importante. Ellos pueden darnos las claves del fracaso escolar.

Pese a ello no debes de olvidar tu papel como padre. Tienes que ayudar a tus hijos a hacer los deberes, a organizar las tareas y planificar los horarios de estudio y de descanso.

  • Pingback: Informe PISA: la renta familiar influye en el éxito escolar