Do It Yourself

Qué barbacoa elegir

Barbacoa

Primavera y verano son las épocas perfectas para montar una fiesta barbacoa en casa, si es que no vives en un piso y tienes jardín. Aquellos que tienen unos metros de jardín o terraza suelen encontrar un hueco para colocar una barbacoa y disfrutar de las tardes y noches de verano. En esta entrada veremos algunos puntos a tener en cuenta sobre qué barbacoa elegir.

Si disponemos de terreno suficiente en nuestro jardín lo más práctico son las barbacoas de obra, hechas con diferentes módulos prefabricados, ya que nos permiten una instalación fija más cómoda para el cocinero (repisas, bancadas, cajones, etc.). Si nuestro jardín es pequeño y no queremos perder el espacio de la terraza para montar una barbacoa podemos optar por barbacoas portátiles que al ser más pequeñas son más fáciles de recoger tras la fiesta devolviendo el espacio a la terraza.

Las barbacoas de obra consisten en diferentes módulo prefabricados que gracias a las diferentes medidas y diseños pueden adaptarse a casi cualquier espacio o esquina del jardín. Suelen estar formadas por piezas de ladrillo visto o piedra refractaria sellados con mortero u otro tipo de selladores refractarios.

Generalmente las barbacoas fijas utilizan la madera y el carbón como combustible para encender el fuego, reservándose el gas para un tipo específico de barbacoa portátil. Los grandes cocineros suelen preferir las barbacoas realizadas con carbón ya que se alcanzan mayores temperaturas que con leña y proporciona un sabor más intenso a la carne. Las barbacoas de gas son, al contrario, más fáciles de utilizar ya que se encienden con sólo pulsar un botón y se puede regular la temperatura, que se controla con un termómetro externo y un termostato interno, con lo que conseguimos estandarizar las recetas y que la carne siempre nos salga en el mismo punto. Igualmente estas barbacoas de gas suelen llevar las bombonas integradas en el propio chasis con lo que no hay un impacto visual.