Off topic

¿Qué buscamos los hombres en un coche?

Honda CRV

Todos los fabricantes de coches buscan la respuesta a una única pregunta: ¿qué buscamos los hombres en un coche? No es una pregunta sexista sino más bien pragmática: la decisión de qué coche se compra recae mayoritariamente en los varones.

Esta aparentemente fácil pregunta no tiene una respuesta simple y menos si tenemos en cuenta las diferencias culturales que hay entre los países donde venden los grandes fabricantes.

Cuando somos jóvenes y para nuestro primer coche nos basta con que sea nuestro y nos lleve a explorar nuevas sensaciones, que nos permite ir de fiesta a otras ciudades y escapar de la rutina. A esas edades nos encantan los coches deportivos y con mucha potencia y los más aventureros miran con deseo los todoterreno. Siendo realista la mayoría de ocasiones debemos adaptarnos a lo que podemos permitirnos, que a esa edad suele ser un coche de segunda mano y barato.

Cuando nuestra capacidad financiera nos lo permite nos compramos nuestro primer coche nuevo. En este punto hay dos situaciones posibles: seguir siendo un hombre libre o ya tener una pareja estable. Aquellos que no tienen compromiso siguen con la idea de comprarse un coche potente y con un diseño atractivo, mientras que los otros optaran por un coche a más largo plazo: un 5 puertas es más cómodo; debe tener sistemas de seguridad; que tenga un maletero y espacio interior amplío; ya que las cosas de niño abultan mucho; que consuma lo mínimo posible ya que la gasolina está cada vez más cara, etc.

Aunque parezca un mito la crisis de los 40 hace que los hombres volvamos a mirar con deseo los coches deportivos que pueden devolvernos la sensación de libertad que hemos adormecido con los años de vida familiar.

Con esta información, que está en la cabeza de todos los diseñadores e ingenieros de automóviles, todas las marcas intentan sacar modelos que se adapten a la mayor cantidad de hombres posible. Un ejemplo de este punto es el trabajo en el diseño del nuevo Honda CRV que junto a sus motores potentes pero a la vez económicos y su énfasis en la seguridad hacen que sea una opción para los hombres que tienen una familia a la que cuidar pero no quieren olvidar la sensación de potencia y aventura que da un buen coche.