Hobbies

¿Qué es el heliesquí?

Helisquí

Como su propio nombre indica se trata de una modalidad de esquí donde ascendemos a las cimas en helicóptero. Se trata de una vertiente del esquí que empezó a practicarse en los años 1960, donde se asciende a la cima de las montañas gracias a un helicóptero con la intención de realizar un descenso fuera de pistas y sobre nieve virgen.

La práctica de este deporte de invierno no está al alcance de cualquier interesado ya que debido a su mayor peligrosidad sólo debe realizarse por deportistas experimentados, por lo que es uno los más exclusivos y por lo tanto no de los más populares. Los descensos se realizan fuera de pista y sobre nieve virgen por lo que no hay zonas de seguridad ni se puede asegurar que no encontremos obstáculos durante la bajada. Precisamente por esta peligrosidad el descenso debe realizarse siempre acompañado por un monitor conocedor de la zona al que nunca adelantaremos.

Así pues para practicar heliesquí se necesita ser un consumado esquiador, con años de experiencia, estar bien de forma física y tener una buena cartera para pagar el coste de un billete en helicóptero hasta la cima. A cambio se consigue un descenso sobre nieve virgen y alejados del bullicio de las estaciones de esquí y de los lugares donde se puede llegar en remolcador.

Esta modalidad de esquí no está igualmente aceptada en todo el mundo. En algunos países se ha prohibido completamente, mientras que en otros se ha desarrollado toda una normativa específica para estos deportistas, delimitando e identificando los puntos de salto y descenso autorizados. Algunos países, como Suiza, Canadá, Armenia o Kirziguistán, promueven este deporte de invierno como reclamo para turistas de alto nivel económico. En España se puede practicar el heliesquí en varias zonas delimitadas de los Pirineos.

El material necesario, además del helicóptero, es el común para el esquí freerider: esquís más anchos para mejorar la flotabilidad sobre la nieve virgen, bastones y las protecciones comunes.