Sex and Life

Qué hacer cuando “no funciona”

Medication Tablets On White Background

¿Qué haces cuando tu amigo no está por la labor? Hay un sinnúmero de razones para la disfunción eréctil: la mala alimentación, el estrés, la falta de sueño, una baja de presión sanguínea… Para ser sinceros hasta un rato de mal humor puede afectar negativamente tu performance. Hay tantas cosas que amenazan al hombre de hoy en sus buenas faenas… La buena noticia es que también hay una gran variedad de remedios  para esas incómodas situaciones en las que, bueno, no estamos lo suficientemente firmes. Ante todo: hay que guardar la calma. Tu remedio más sencillo es comprar viagra online.

Pero, antes incluso de tomar cualquier medida y lanzarte en las negras aguas de la desesperación debes saber que

1) Nos pasa a todos los hombres y con mayor frecuencia de lo que se cree.

2) No significa que nunca tendrás una erección otra vez, ni que he llegado el final de tu carrera.

3) Tiene sencillo arreglo

3) Ella, a pesar de todo lo comprende… Y si no, pues el problema no es disfunción eréctil…

Es totalmente natural para un hombre tener periodos de impotencia. En particular si observas algunos de los factores que te hemos mencionado (estrés, mala nutrición, fatiga…)y algunos otros: hay ciertos olores o situaciones que acaban con el entusiasmo de cualquiera. Un exceso de alcohol o de comida también puede influir, y hasta ciertas lastimaduras en tu pene por el fragor de las relaciones pueden llevarse al traste tu capacidad para endurecer por un breve tiempo.

De manera que calma… y a confiar en ti mismo de nuevo.

Ante todo, en los episodios de impotencia o disfunción eréctil, conviene no dejarse llevar por el pánico, y recordar con miras al futuro lo que nos dejó en tan mala faena. Evitar los factores que te hayan provocado el corte es el mejor remedio para episodios futuros. Si ya estuviste ahí, prepararse mejor para la próxima vez.

Por otro lado, la concepción falocrática del sexo sólo demuestra una notable falta de imaginación: no todo el placer que puedes darle a tu pareja proviene de tu miembro, y no todo el placer que puedes recibir se centra en que tengas una erección o no.

Hay muchas otras vías de dar placer: tal vez sea el momento de probarlas. Eso sí: lo peor que puedes hacer cuando te pasa, es hacer como que no pasa nada. Pasa poco, pero pasa.