Do It Yourself

Qué lámpara elegir para estudiar

Estudiar

Estamos ya terminando el curso académico y nuestros hijos se enfrentarán a los exámenes finales. Esto significa que deberán pasar muchas horas sentados, frente a libros y cuadernos, estudiando y repasando. Así pues estarán mucho tiempo con la vista fija en sus apuntes por lo que es aconsejable que la iluminación sea la correcta. En este artículo daremos algunos consejos sobre qué lámpara elegir para estudiar.

Aunque lo ideal es estudiar con luz natural, la verdad es que lo habitual es que anochezca aún haya que estar pegando los codos, así que deberíamos seleccionar un tipo de lámpara que de una luz de color cálido o azulado, evitando siempre que sea posible la iluminación más amarillenta, y que sea suave sin provocar molestos reflejos.

Las lámparas van a estar varias horas seguidas durante cada día encendidas, así que es el momento ideal para cambiar las bombillas por otras de bajo consumo o tecnología LED.

Si el estudio va a ser individual la mejor opción lumínica consistiría en una luz suave en la habitación y una lámpara de mesa, orientable para evitar los reflejos, con una potencia importante enfocando los libros y cuadernos. Las bombillas tipo LED no emiten calor, lo cual es de agradecer si nuestro hijo va a pasar muchas horas cerca de la lámpara. Si nuestra mesa tiene unos acabados brillantes deberíamos ir con cuidado con los reflejos, reorientar el flexo o simplemente tapar la superficie.

Para las sesiones de estudio colectivo podemos utilizar una lámpara de techo que de una luz general suficiente para leer cómodamente los libros y apuntes, si bien quizás no sea mala idea dirigir algún foco hacia la mesa para dar una mayor luminosidad específica, si bien debemos evitar los reflejos.

Si bien es preferible seguir estos consejos para evitar las molestias y el cansancio ocular de nuestros hijos, ¡que no lo usen como excusa para no estudiar!