Estilo

Rafa Nadal: sex symbol deportivo

Rafael Nadal

Ayer Rafael Nadal siguió haciendo historia en el mundo deportivo al ser el primer tenista que consigue ganar nueve veces el torneo de Roland Garros. Se trata de una hazaña épica y que demuestra que aún con el paso de los años Rafael Nadal sigue estando a la altura de los grandes campeones del tenis.

Aunque el mundo del tenis no está tan mercantilizado como el fútbol o el baloncesto, deportes con muchísimos más seguidores, la verdad es que las marcas han visto en estos deportistas una imagen comercial que explotar. Aunque los tenistas son menos conocidos que las grandes estrellas de otros deportes, gracias al aura de exclusividad que aún mantiene esta práctica deportiva, las grandes marcas no dudan en utilizar la imagen de los tenistas más importantes cuando quieren dar un toque de elegancia y exclusividad a sus productos.

Vemos pues que las marcas comerciales han empezado a explotar la imagen de sexy symbol deportivo de los tenistas. ¿Qué tiene Rafa Nadal para ser considerado un sex symbol?

  • Lo primero que destaca de la imagen de Rafael Nadal es su cuerpo atlético. Nos encontramos ante un hombre alto, 1,86 cm, pero también muy ancho, lo cual le da un aspecto físico imponente. Las horas de entrenamiento han desarrollado en gran medida la parte superior del tronco y sus brazos lo que le da una gran fuerza visual.
  • Rafael Nadal no cumple el canon para considerar que tiene una cara bonita, pero precisamente la dureza de sus rasgos, junto a su gran cuerpo le dan un aire de masculinidad más bien animal, alejada de las modas y estilos más refinados.
  • Se trata de una persona más bien introvertida que evita mezclar su vida particular con la profesional. Esto, junto al hecho de seguir con la misma novia que en su juventud, a pesar de los continuos viajes y los años dedicados al deporte.
  • La humildad de la que hace gala cuando habla en las ruedas de prensa, tanto si gana como si pierde, le ha granjeado una buena imagen entre los periodistas, que se acaba proyectando al exterior.

Así pues estas grandes características permiten que las marcas comerciales, sobre todo las de productos de lujo, utilicen su imagen como la de un hombre joven, exitoso, hecho a sí mismo, con gran capacidad de lucha pero que mantiene los pies en la tierra.

En cualquier caso hay que reconocer que tanto con sus éxitos y récords deportivos como con su personalidad han conseguido llegar al cariño del público general. ¡Vamos Rafa!