Padres

Razones para aconsejar que tus hijos usen condón

color condoms

Vivimos una relajación de las conductas sexuales, en buena parte debido a que el SIDA ya no es parte de las primeras planas ni del resumen de noticias televisivo. Sin embargo, las cifras de contagio no se han reducido de una manera tan significativa que nos lleve a no depender más del condón, ese amigo.

Según un estudio reciente en los Estados Unidos, sólo un 60% de los adolescentes usan condón durante el sexo. Una cifra que, sin duda, es alarmante,  y no sólo por el SIDA, que es la punta del iceberg de todas las razones por las que deberíamos usar un profiláctico. 4 de cada 10 adolescentes, según esta estadística, se expone por decisión al riesgo de las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no deseados.

Lo más preocupante es la razón que lo adolescentes esgrimen para no usar los preservativos… y que, sin novedad, son las mismas que las generaciones anteriores esgrimían.

La primera de ellas es que la presencia del condón le quita intimidad y espontaneidad al acto sexual. La segunda es que el usar preservativos limita las sensaciones al momento del sexo. La tercera es que se asegura que los condones pueden provocar eyaculación precoz.

Como padres, nos toca echar por tierra mitos acerca de los preservativos (el método anticonceptivo más sencillo y económico con el que cuentan los adolescentes de nuestro tiempo), y seamos padres de muchachos o de muchachas es importante que a pesar de la renuencia natural de los padres por reconocer que sus hijos tienen sexo, les incitemos al uso de los condones.

La medida más efectiva para que tus hijos no sufran las secuelas de las infecciones de transmisión sexual o de un embarazo precoz y no planificado es el diálogo abierto sobre la importancia del cuidado y la higiene en la vida sexual.