Padres

Regalos Especiales para el Día del Padre

Delighted family using a tablet computer

Cuando llega el Día del Padre, es una de las mejores ocasiones en las que puedes practicar tu cara de poker o de agradecimiento estándar ante el regalo clásico que puedes recibir. Calcetines, colonias y corbatas forman parte del repertorio clásico que un padre puede recibir. Al igual que en Reyes, cumpleaños u otras efemérides, puede que te lo hagan con la mejor intención pero eso, a veces, no es suficiente.

Los tiempos han cambiado. Y mucho. Loquillo ya lo decía a principios de los años 80 con su clásico disco Los Tiempos están cambiando. Pero no creo que imaginara hasta que punto. La tecnología ha cambiado espectacularmente el mundo de las empresas, las comunicaciones, las relaciones y, también, el mundo del ocio. Ahora es, al mismo tiempo, más fácil y difícil hacer regalos a las personas que queremos. Más fácil por la amplia variedad de posibilidades que tenemos para elegir. Y más difícil por la misma razón. Debemos saber si el regalo que hacemos, sobre todo si es moderno y tecnológico, es el más adecuado a la persona que se lo realizamos. Un regalo bueno para una persona no tiene que serlo para otra.

Si queremos realizar un regalo atractivo y que deje huella a un padre, sobre todo si es un padre joven y preocupado o enganchado a las nuevas tecnologías, existen una serie de regalos especiales para el Día del Padre que podemos plantearnos.

-Ebooks. De aquí a pocos años el formato clásico de libros para leer, el formato papel, desaparecerá. Un ebook, o libro electrónico, es un regalo moderno y práctico al mismo tiempo ya que nos permitirá ahorrar dinero, sobre todo si somos ávidos lectores, y acceder a un amplio abanico de libros no disponibles de otra manera. Ahorraremos, además, espacio en casa no llenando más las estanterías con nuevos libros. Por otra parte, es un buen instrumento educativo para tu hijo ya que cada vez es más usado en la escuela como vehículo educativo por los maestros.

-Móviles. El mundo de los teléfonos inteligentes o smartphones es uno en los que mejor se puede apreciar el avance de la historia. El concepto original del móvil era como uso para llamar con él o enviar mensajes de texto. Eso hoy tiende a desaparecer. El móvil cada vez lo usamos menos para llamar y enviar mensajes de texto( por eso la mayoría de compañías ofrecen tarifas con llamadas ilimitadas y sms ilimitados). Ahora se usa, principalmente, para conectarnos a internet y estar en contacto con nuestros amigos por medio de programas de mensajería instantánea( Whatsapp, Line o Telegram), acceso a redes sociales y para hacernos fotos constantemente. Aunque hay muchas personas dispuestas a gastarse 700 euros en un móvil y atarse a un contrato con una permanencia sangrante, debemos ser inteligentes y saber aprovechar las ventajas del mercado. Existe una amplia gama de telefónos móviles libres con muy buenas prestaciones a buen precio y no atarnos a ninguna compañía al existir operadores de telefonía sin permanencia y con mejores contratos que los grandes operadores. Por si fuera poco, disponemos de móviles de gama baja muy recomendables

Consolas. Nuestros abuelos no lo comprenderían pero las consolas no son solo para niños. Es una forma de recreo y evasión apta para todas las edades y posibilidades. Es un regalo altamente recomendable si la persona a la que se lo regalamos es un apasionado de los juegos desde pequeño. Play Station 4 o Xbox One. Ésa es la elección. La amplia variedad y clases de juegos permite pasar un rato inolvidable.

-Baterías portátiles para móviles. Con el uso cada vez más intensivo que le damos a nuestro telefóno móvil, un buen regalo para un padre compulsivo en su uso es una batería portátil para el teléfono. Sencilla, económica y muy útil. Puede sacar al padre de más de un apuro.

-Tablets. El sustituto de los portátiles a todos los efectos. Desde que se lanzó, su expansión parece no conocer fin. Es un soporte que admite muchas posibilidades desde ver el correo, acceder a redes sociales, jugar y, sobre todo, ver videos o películas. Un regalo seguro casi en cualquier circunstancia para un padre joven o de mediana edad.