Padres

Regalos odiosos en el Día del Padre

Depositphotos_14697349_original

La intención es lo que cuenta. Es una frase hecha muy repetida a lo largo del tiempo que viene a significar que muchas veces lo importante no es lo que se regale, sino que la intención con la que se haga sea buena. Ya sea porque no se espera ningún regalo especial o, simplemente, que no lo esperamos de la persona que lo recibimos. Se trata de un detalle, nada más. La intención es lo que cuenta, decíamos. Pero si la intención es siempre la misma, un año tras otro, y sin ningún cambio, importa algo más que la intención. Se espera algo novedoso y no siempre los mismo típicos regalos de compromiso.

Mañana se celebra el Día del Padre y es algo habitual que los regalos sean muy repetitivos y faltos de imaginación. No se trata de que regalemos un coche o un yate, pero sí que podemos aprovechar las nuevas tecnologías y regalar algo nuevo, diferente y provechoso para el futuro de la persona a la que le hacemos el regalo. El mercado es muy amplio y disponemos desde tablets a teléfonos móviles, o consolas si tenemos familiares o amigos que sean padres jóvenes, pasando por ebooks. De hecho, las tablets doblarán en ventas a los portátiles en 2014. Así que es algo a tener muy en cuenta debido a su amplia gama de precios: desde los más económicos y sencillos a los más sofisticados y caros. Pero si no queremos quedar mal, hay una serie de típicos regalos de los que debemos huir. Primero, porque no son nada atractivos de por sí. Y segundo porque, seguramente, nuestro destino ya tendrá muchos de ellos. Al igual que las flores en el Dia de la Madre. Por eso, hay una serie de regalos que debemos evitar y que resultan odiosos en el Día del Padre.

-Corbatas. Hay padres que podrían cruzar el Atlántico con la cantidad de corbatas que han recibido de regalo con el transcurso de los años, bien en cumpleaños, Reyes o en otros dias del Padre. Hay corbatas exquisitas, muy elegantes, tanto modernas como clásicas. Pero si hemos de ser originales, es mejor buscar un regalo diferente. De esta manera, no obligamos a quién la recibe a poner una cara ensayada de agradecimiento.

-Socio de un gimnasio. Es una mala idea. En primer lugar porque insinuamos abiertamente que necesita ejercicio o se ha vuelto algo fondón por la falta de ejercicio. Es decir, que cada vez su forma física es menos atractiva y que necesita hacer algo con su cuerpo si no quiere convertirse en carne de sofá. Además, si hacemos este regalo a una persona que casi nunca hace ejercicio, puede tomarlo como un desprecio con toda la razón del mundo.

Calcetines. Colgando todos los calcetines que un padre ha recibido de regalo, podría descolgarse de un rascacielos y llegar hasta el suelo sin ninguna dificultad. Sin duda alguna, uno de los regalos menos originales que se le puede hacer a nadie, en cualquier celebración, en cualquier cultura y bajo cualquier pretexto.

– Colonias. Es un buen regalo para un padre de hoy en día. Pero no hace falta esperar al Día del Padre para regalar una buena fragancia. Podemos y debemos regalar una fragancia sugestiva en cualquier momento del año. A la hora de realizar un regalo por el Dia del Padre, tenemos dos opciones. Una es hacer un regalo original y que sirva para el recreo o diversión de la persona a la que se lo proporcionamos. La otra opción es regalar algo útil y que esa persona necesite, además de divertida. Lo ideal sería una combinación de ambas aunque no siempre es posible. Aquí si que la intención es lo que cuenta.