Do It Yourself

Reparaciones en casa

broken glass

Tradicionalmente una de las características del rol masculino en el hogar era que el hombre de la casa se encargaba del mantenimiento y pequeñas reparaciones de la casa. Era el hombre quien debía arreglar la persiana que no cerraba o desatascar una cañería. Por desgracia no todos nosotros somos un manitas en casa, y a veces nos encontramos con situaciones en las que no sabemos como solventar una avería o mejora. Para estas ocasiones, si no tenemos un amigo al que pedirle el favor, lo mejor es llamar a un profesional.
Como la mayoría de casas cuentas con un seguro vivienda, es conveniente consultar si nuestra avería estaría cubierta. En tal caso la compañía aseguradora nos enviaría un técnico cualificado que se encargará de solventar el problema.

Goteras

Probablemente un grifo goteando sea el ruido mas molesto posible. Si detectas un grifo que gotea repáralo lo antes posible o no podrás dormir, bien porque lo oyes tu mismo o porque lo oye tu mujer. El problema suele ser una simple goma de plástico que se ha resecado, si es tu caso la reparación es fácil y rápida.

Rotura de cristales

Uno de los accidentes más comunes, sobretodo si hay niños en casa, es la rotura de un cristal. Suele ser una avería peligrosa por la posibilidad de cortarse con los trozos de cristal o porque se deja la casa abierta. Por esto el cambio de cristales es una reparación urgente que suele entrar en los seguros de hogar, pero si te toca hacerlo a ti asegúrate de ponerte guantes gordos.

Atascos

Un problema importante es cuando el agua no quiere irse. Los atascos generan una gran molestia no sólo por dejar la pica llena de agua, sino por la capacidad que tienen de generar olores desagradables. Para pequeños atascos suele ser suficiente con la fuerza bruta y un desatascador de plástico.