General

Revaloriza tu vivienda rehabilitando su fachada

house is being renovated. insulation

Es bastante común habitar en un edificio antiguo, de una media de 30 años o mas de antigüedad, habitual en grandes núcleos de población, como Madrid, Barcelona o Valencia, donde hay enormes barrios con edificios que requieren de una recuperación, no solo por motivos estéticos, sino por seguridad civil y por una cuestión monetaria, ya que, aunque tengas una vivienda en perfecto estado de conservación, si la fachada y el portal de tu edificio está deteriorado y viejo, su valor en operaciones de compra y venta decrece de manera sustancial.

Recuperar la fachada del edificio donde habitas se gestiona a través de la comunidad de vecinos del propio edificio, que acude a una empresa o profesional de la construcción.

Sin embargo, es importante saber cual es el mas adecuados y que no te den gato por liebre, ya que existen miles de empresa del sector,  pero hay que saber diferenciar unas de otras, si buscas  que realicen un trabajo de calidad y que perdure lo máximo posible, para evitar nuevas derramas y gastos adicionales.

La ventaja de vivir en grandes ciudades es la gran oferta que existe en este tipo de empresas, ya que  se pude encontrar con facilidad, expertos en rehabilitación de fachadas en Valencia, Madrid, Barcelona,etc..

Es muy importante que dispongan múltiples opciones y de servicios, además de la restauración de fachadas, servicios de de impermeabilización y aislamiento térmico, muy necesarios para conseguir una buena clasificación en la certificación energética, también servicios de refuerzo de la estructura del edificio, revestimiento, conservación del patio de luces, impermeabilización de terrazas, cambio de bajantes, colectores de aguas residuales, instalación de ascensores, asesoramiento técnico, etc…

La empresa escogida, debe tener la capacidad de gestión necesaria para adaptarse a las restauración o rehabilitación requerida por cada comunidad, según la tipología o características del inmueble, entre otras razones, porque cada edificio es una construcción única, realizada y plasmada de diferentes maneras, variando desde estructuras de hormigón a otras de hierro, con diferentes distribuciones, bien por motivos de viabilidad urbanística o simplemente por cuestión de diseño personal del arquitecto.