Salud y ejercicio

Salir del armario beneficia a la salud

Portrait of young handsome man putting on warm pullover and look

Hace unas semanas vimos a Jodie Foster salir del armario con en entrañable discurso en la entrega de los Golden Globes. Algunos diran que era innecesario que la protagonista de “El silencio de los inocentes” saliera de armario alguno, pues su orientación sexual ya hace algún tiempo que dejo de ser un secreto.

Sin embargo, se trató (creemos) de un ejercicio necesario, y que a la larga va a beneficiar la salud de la actriz. Y es que la ciencia ha comprobado que reconocer la homosexualidad propia es algo que le viene muy bien a la salud.

Según una investigación reciente, los homosexuales que han reconocido en público su orientación sexual, presentan niveles más bajos de cortisol (la llamada “hormona del estrés), que provoca ansiedad, depresión y agotamiento.

En comparación, los gays y lesbianas que ocultan sus preferencia sexuales ocultas, tienen niveles muy elevados de esta hormona, lo que les genera graves efectos en su salud.

Según una investigación a cargo del doctor Robert-Paul Juster, del Centro de Estudios de Estrés Humano del hospital Lafontaine, en Canadá, aquellas personas homosexuales que han salido del armario padecen menos depresión que los heterosexuales: “Como grupo, los hombres homosexuales y bisexuales sufren menos estrés y menos problemas fisiológicos que los heterosexuales”, asegura el responsable del estudio. La sinceridad es la clave .

Según el doctor, no hay dudas sobre los beneficios de salir del armario:A aquellos que eran abiertos [sobre su homosexualidad] con sus familiares y amigos, tenían menos ansiedad, depresión, agotamiento y menos niveles de cortisol”.