Salud y ejercicio

Salud: Los errores del bajar de peso

Before and after weight loss

Cuando uno se pone a dieta, quiere ver resultados de inmediato. Y es que pasar por el suplicio de renunciar comer lo que quieres a la hora que quieres… sin mencionar el ejercicio… Sin embargo, no todas las prisas son buenas, ni los abusos, y cuando se trata de bajar de peso, podemos caer en errores que a la larga, van a ser contraproducentes, no sólo en lo que se refiere al peso, sino a nuestra salud.

Hacer ayuno. Una de las grandes ideas erróneas sobre el bajar de peso es la que cree que si no se come, se pierden kilos. La verdad es que el cuerpo es una máquina sumamente compleja, y cuando algo falta, ve la manera de hacer ajustes. Si resiente la falta de alimento, libera azúcar en sangre, que extrae de tus tejidos. Al existir glucosa para generar energía, no se queman las grasas, y tu peso y masa corporal no se alteran.

No consumir grasas. Una de las razones de la obesidad es la inflamación celular que producen los azúcares. Ciertos ácidos grasos (como los que se encuentran en el aceite de oliva y los pescados azules) protegen a tus células de ese daño. Si no los consumen, la inflamación puede agravarse, y con él tu problema con los kilos de más.

Comer sólo fruta o verdura. El objetivo de una buena dieta es proporcionar, en la cantidad ideal, todos los nutrientes que una persona necesita. Si se suprime algún tipo de alimento, el proceso de bajar de peso no se acelera, pues se resiente la falta de un nutriente esencial para el organismo: las proteínas de la carne, por ejemplo.

Usar “ayudas”. Los tés, las pastillas, los suplementos vitamínicos… Todos esos ayudantes que se nos recomiendan para acelerar el proceso del adelgazamiento, no deben ser empleados sin la asesoría de un médico, pues puedes llevar a desequilibrios metabólicos graves, como la hipertensión, o al daño de hígado y riñón.