Salud y ejercicio

Salud: Nueva York contra bebidas azucaradas y energéticas

Salud Nueva York contra bebidas azucaradas y energéticas

“Estas bebidas que parecen saludables están llenas de azúcares añadidos que conducen a la obesidad, a la diabetes de tipo 2 y a otras complicaciones de salud serias ”: no son palabras de algún vegetariano radical, sino del  Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York al momento de lanzar una agresiva campaña en contra de bebidas energéticas y azucaradas.

A través de la televisión y en los autobuses que recorren la Gran Manzana, las autoridades sanitarias de Nueva York alertan a la población sobre los riesgos de consumir sodas azucaradas y bebidas energizantes. La campaña va a extenderse durante todo este mes de junio.

La campaña consiste esencialmente en anuncios en las pantallas de televisión y en los autobuses de la Autoridad Metropolitana del Transporte. Como alternativa a estas bebidas, el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York animan a los neoyorquino a consumir bebidas saludables como el agua, la leche descremada o los zumos naturales.

El responsable de la campaña, el comisionado de salud, Thomas Farley, no corta al poner los puntos sobre las íes en el caso del abuso del azúcar y de la cafeína: “Las bebidas deportivas, energéticas y con sabor a frutas a veces parece que son buenas para nuestro organismo, pero en realidad están contribuyendo a la epidemia de obesidad tanto como lo hacen los refrescos”

El panorama de la salud y las bebidas industrializadas en los Estados Unidos es complejo: a la par que las ventas de refrescos han sufrido un notable descenso en los últimos años, las de bebidas no carbonatadas con azúcares han subido: en el 2012, las ventas de refrescos cayeron un 1,2 % (tras año años de caídas consecutivas); en contraste, bebidas como Red Bull ganaron un 17 % de cuota de mercado.

El abuso de bebidas energéticas se ha ligado a casos de muerte adolescente.