Estilo

Secretos de cocina que te harán un mejor hombre

Male Chef With Digital Tablet

 

La cocina es una de las parcelas del poder femenino que se ha vuelto patrimonio del hombre. Y así es: pocas cosas definen la verdadera masculinidad como el dominio de las artes culinarias. De manera que sí aún tienes deudas pendientes con los fogones, es mejor que te perfecciones: la mejor manera de llegar al corazón de una mujer es por su estómago.

  1. Asar. Colocar un pollo marinado en especies, una langosta a la mantequilla o sacar el máximo partido de una salchicha a la flama abierta: he ahí uno de los mayores dones del hombre en la cocina. Si tienes espacio, considera seriamente construir un asador.
  2. Omeletes. Se trata del platillo más engañosamente sencillo de preparar. Requiere de cantidas precisas de pan, mantequilla y vegetales, y de unos buenos huevos. No en balde es la prueba más habitual a la que se someten los chefs.
  3. Trufas. Ya sea una económica trufa negra o una blanca (que requiere casi de una hipoteca), si no sabes para qué sirven y qué platillos perfeccionan, no tiene caso que tengas gas natural en tu casa.
  4. Despiezar. Hemos perdido contacto con la fuente de nuestra comida. La mejor manera de recordarnos el sufrimiento por el que han pasado los animales que comemos y aprovecharlos al máximo, es saber cortar su carne: desde eliminar las espinas de un pescado hasta convertir un muslo de pollo en filete. Y, además, es muy impresionante de ver.
  5. ¿Recetas? Tenemos todo un blog dedicado a ellas.