Emprendedores

Señales de que hay que dejar la empresa

Leaving

Parafraseando uno de los personajes de “Sueño de fuga” lo peor que puede pasarnos es institucionalizarnos. Es decir: quedarnos en un lugar que es en más de un sentido una cárcel e aras de una seguridad ilusoria. ¿Has sentido que tu trabajo no te recompensan con el debido sueldo ni con perspectivas interesantes de trabajo y desarrollo? Puede que, de no tomar la decisión de irte, a la largue pagues con tu futuro profesional. ¿Qué señales te indican que es hora de dejar una empresa?

Poco en retorno. El primer y principal motivo para dejar una empresa es que recibes poco a cambio de tu esfuerzo. Esto no quiere decir que te paguen un mal sueldo, sino que las esferas superiores parecen demasiado ensimismadas para hacerte caso, a ti y a tus ideas.

Rumbo divagante. Si no ves claridad y acertividad en las decisiones que de toman día a día, entonces tienes que replantearte lo que estás haciendo con tu vida profesional.

Decisiones cuestionables. Si te parece que las altas esferas han tomado decisiones que no hacen bien al negocio (desde despidos hasta decisiones operativas), entonces debes seguir tu olfato ético: quien ha decidido mal sobre temas vitales, lo seguirá haciendo sobre los banales.

Falta de supervision. ¿Puedes hacer lo que te dé la gana en el trabajo? Desde llegar tarde hasta no hacer absolutamente nada. Ese no es el trabajo ideal, sino uno que tiene los días contados. Donde no hay supervisión ni órdenes, hay una grave ruptura de la cadena de producción.