Sex and Life

Sexo en la playa

sexo en la playa

El buen tiempo y las temperaturas actuales son propicios para practicar sexo al aire libre, y uno de los lugares que más fantasías genera es la playa. La verdad es que la playa, con el calor, el agua y a poca ropa que llevamos es propicia para que nuestra libido se acelere, así que en este artículo veremos algunos consejos para tener sexo en la playa.

Si nuestra pareja no está muy convencida con esta fantasía una buena técnica sería llevarla a una playa de arena, y que ya conozcamos, por la noche y tumbarnos a ver las estrellas para ir animando el ambiente antes de darnos un chapuzón. Piensa que de noche el mar es totalmente oscuro y es fácil desorientarse, así que id a una playa conocida y no os alejéis de la orilla. Dejad una linterna encendida en las toallas para localizaros mejor.

Tanto la arena como el agua son enemigos de los preservativos. El roce la arena puede romper el condón y si practicáis sexo dentro del agua es posible que el preservativo se salga, así que tened mucho cuidado. Para minimizar estos problemas es preferible adoptar posturas donde ella esté subida encima nuestro.

Dentro del agua flotaréis lo que complica conseguir puntos de apoyo. Aunque se pueden mantener relaciones normalmente no se tiene el apoyo correcto para empujar convenientemente, así que seguramente tengáis que salir del agua para terminar el coito.

Aunque tumbarse en la arena es cómodo, romántico y lo hemos visto en muchas películas, es un gran error. La arena se cuela por todos lados y al entrar en contacto con las zonas genitales os escocerá. Preparad siempre una toalla antes de tumbaros.

En cuánto lleguéis a casa, o al hotel, hay que lavarse convenientemente para evitar molestias posteriores. Los restos de arena pueden provocar escozores en nuestras zonas íntimas y la sal del agua marina puede afectar a la flora íntima de las mujeres, así que es muy importante lavarse correctamente.