Relaciones

Sobrevivir a la cena de empresa

Smiling business woman during company lunch buffet

Algunos desean que llegue con todas las ganas del mundo, otros preferirían ahorrarse este mal trago. Se trata de la cena de empresa, tan extendida como el turrón en Navidad. Y es que te resultará casi imposible escaquearte de ella. Si todavía no las has celebrado deberías de tener en cuenta una serie de aspectos.

A la pereza se le suma la rivalidad que puede haber con otros compañeros. SI te llevas bien con ellos no habrá problemas porque es posible que ya habrás salido de juerga con ellos alguna vez, pero si no es así te costará tener que soportarlos fuera del horario laboral.

Algunos temen a esta cena porque el comportamiento durante este acto puede deteriorar su imagen y posición dentro de la compañía. Tendrías que recordar que es una extensión del trabajo, donde deberías de aprovechar la oportunidad para establecer contacto con compañeros de otros departamentos e incluso con los superiores. Así que intenta aprovechar al máximo la cena de empresa.

Para que triunfes durante este encuentro es preciso que bebas con moderación. Todo el mundo conoce esta regla de oro, pero nadie la suele aplicar. Pasarse con el alcohol puede provocar en nosotros un comportamiento poco adecuado.

No dudes en hablar con todo el mundo. Es una buena oportunidad para sentarse con gente de otros departamentos y conocer a personas importantes con quienes no se tiene un contacto diario. Durante las conversaciones evita hablar de temas polémicos como puede ser la religión o la política.

Están muy de moda, pero las fotos y las redes sociales son un auténtico peligro si no sabemos comportarnos con un par de copas de más. Evita en la medida de lo posible las fotos comprometedoras.

Cuando la mayoría de la gente se retire para casa tú deberías de hacer lo mismo. Siempre habrá algún grupo que pretenda seguir de fiesta, pero si tienes que trabajar al día siguiente celébralo con moderación.