Relaciones

Supera las inseguridades de la pareja

men fight for the woman

Uno de los grandes problemas de cualquier pareja son los celos. Por eso es preciso que superes las inseguridades que pueda haber en la pareja.

Una vez que se instalan en nuestra cabeza es muy complicado de eliminarlos. Suelen aparecer cuando hay una mirada o un halago de un tercero o simplemente cuando alguien se muestra más cariñoso con nuestra pareja.

Para no dañar en exceso la relación que mantengas con tu compañera es preciso que sepas controlar los celos, precisamente hace unos días hablamos de ello y dimos algunos consejos.

Es preciso que aprendas a detectar de donde proceden esas inseguridades que te creas. Puede ser por experiencias del pasado o simplemente porque no te valoras lo suficiente y estimas que la otra persona se puede ir con cualquiera mejor que tú. Cada relación es diferente, por eso si en algún momento alguna mujer te engañó no significa que todas lo hagan.

Tienes que tener más confianza en ti mismo y valorar todas tus cualidades. De esa manera será mucho menor tu obsesión por el abandono. Cuando haya crisis en la pareja o celos no intentes solucionar tus problemas teniendo un hijo, porque no es el mejor momento.

Los problemas de inseguridad o de celos no se solucionan estando en todo momento con nuestra pareja. De esta manera lo único que conseguirás será el desgaste de la relación. Ten en cuenta que cada persona necesita un espacio para ser feliz. Tienes que desarrollar tus aficiones y pasiones sin tu pareja, y ella también. De esa manera podrás calmar algunas ansiedades.

Cuando te enfrentes a una ataque de celos es conveniente que reflexiones y pienses en lo que realmente te moleste. Con la cabeza fría se aprecian mejor los errores. Valora si estás exagerando mucho o el problema es real.

Otro asunto es que tu actual pareja te haya sido infiel en varias ocasiones. En ese caso tendrías que valorar si realmente te compensa estar a su lado. Una vez que superes los celos mejorará tu autoestima y superarás tus temores.