Relaciones

Cómo terminar una relación

Cómo terminar una relación

Nadie puede saber lo que una relación ofrece hasta que la vive… Y tampoco sabe lo mal que puede estar hasta que la experimenta. De manera que a veces no nos queda más remedio que la graciosa huida. Ahí se plantea un doble dilema ético: cómo salir de esa relación y cómo hacerlo sin provocar daño. Aquí te damos algunos consejos al respecto.

Entre más pronto, mejor

No hay rezones para extender una relación si el poco tiempo de su existencia se ha llenado de silencios incómodos y de esas brusquedades que ni siquiera son perdonables entre extraños. Sin embargo, y en beneficio de la duda, nunca viene más hacer el último intento, y poner toda la carne en el asador para comprobar si se trata de un bache o si de verdad las cosas son tan malas como creemos.

Con este fin se puede dar inicio a la operación “Desvanecerse de a poco”, que consiste en espaciar contactos, llamadas, salidas…

De esa manera, si se da la circunstancia de que hay algo más que una mera costumbre, saldrá a flote. También se pondrá a prueba su interés, y podrás averiguar qué tan bien o mal se tomara el que termines la relación. Si acepta de buen grado tu salida progresiva, felicidades: corte limpio e indoloro.

La conflictiva

Si el desvanecimiento progresivo no hace más que empeorar las cosas, no queda más remedio que el corte abrupto: un cara a cara donde dejes claro en dónde no quieres estar y en dónde debería estar ella. Elude dar razones: por cada una que des, habrá una solución. Limítate al “sencillamente no funcionamos”.

  • Pingback: La Fortuna para enero del 2013 | Blog Horóscopos