Belleza

Trucos básicos de belleza para principiantes

Young man washing his face

El tiempo es oro en los momentos en los que nos ha tocado vivir. Tiempo para el trabajo, para el amor o para nosotros mismos. Lo tenemos presente en cualquier momento del dia. No por casualidad en todos los dispositivos modernos que podemos tener en nuestras manos, nos marca la hora y la fecha exacta. Para que no se nos olvide.

A pesar de eso, debemos estar impecables, mental y físicamente, tanto en nuestra rutina diaria como en nuestros ratos de ocio. Ya hemos visto en ocasiones anteriores como la época actual ha trastocado todos los prejuicios e ideas preconcebidas acerca del cuidado que los hombres tienen con su apariencia y con su imagen. Gustos hay para todo, pero es esencial presentar un aspecto lo más cuidado y saludable posible. Es bueno para la vista y para nosotros mismos. Nos puede ayudar a sentirnos mejor y obtener una mayor confianza y autoestima.

No se trata de que nos hagamos unos expertos de la noche a la mañana. Los fanatismos de cualquier tipo no son buenos compañeros de viaje. Pero para un principiante, existen algunas rutinas diarias que nos pueden permitir una iniciación fácil y accesible en el mundo de la belleza masculina.

-Lavar la cara con agua fría. Además de despertarnos rápidamente después de dormir, lavarnos la cara con agua fría nos aporta algunas otras ventajas y beneficios muy claros. Una ducha con agua caliente es relajante mientras que lavarnos con agua fría es un estimulante que favorece la circulación de la sangre en nuestro organismo. El agua fresca nos ayuda a tener una piel fresca y limpia y permite cerrar nuestros poros y, así, evitamos, que la suciedad penetre en nuestro cuerpo.

-Afeitado recíen duchado. Una lección básica es que el vapor y el agua ablandan el pelo y vello de nuestro rostro lo que nos permitirá un afeitado más rápido y seguro evitando cortes molestos así como irritaciones innecesarias. Nuestra piel lo agradecerá.

-Cremas. Un producto esencial en cualquier momento del día y, especialmente, por la mañana recién levantados. Cremas las hay para todos los gustos y exigencias. Cada piel es un mundo distinto que requiere un cuidado distinto. El cuidado de la piel es muy importante para un hombre moderno y conocer qué tipo de crema nos beneficia también. No es lo mismo tener una piel seca o grasa. Para una piel seca, lo adecuado es aplicar una crema nutritiva que nos aporte la hidratación que necesitamos. Si, por el contrario, tenemos una piel grasa lo más recomendable es utilizar una crema fresca y ligera.

Nadie nace sabiendo. La capacidad de aprendizaje es una de las cualidades que mejor definen a los humanos. Por eso, no está de mal iniciarse con una serie de trucos básicos de belleza para principiantes. Con la experiencia que vayamos adquiriendo, podremos ir incorporando nuevos productos y tratamientos a nuestro repertorio. Somos los más interesados en sacar partido a nuestras fortalezas y tratar de ocultar nuestras debilidades. Afortunadamente, los prejuicios son cada día menores en este ámbito y un hombre ya no tiene que esconder la pasión por cuidar su cuerpo y rostro.