Do It Yourself

Trucos básicos de fontanería

plumber

Ruidos en las tuberías, un grifo que gotea o una cañería que pierde agua. Cualquiera de estos problemas se pueden reproducir en una casa, por eso es necesario que conozcas unos cuantos trucos básicos de fontanería.

En las viviendas que han estado cerradas mucho tiempo o segundas residencias es probable que aparezcan ruidos incómodos en las tuberías, sobre todo si hemos cortado el agua. El motivo es que las tuberías han acumulado bolsas de aire y lo mejor para remediarlo es abrir todos los grifos durante un par de minutos y dejar que el agua corra.

Una vez hecho esto es posible que el problema continúe. En ese caso tendremos que purgar las tuberías aumentando la presión  del agua. Uniremos con una manguera el grifo donde se haya localizado el problema con el grifo del fregadero. Hay que abrir los dos al mismo tiempo para conseguir que el agua circule y desplace las burbujas.

Los radiadores también suelen acumular aire durante el tiempo que permanecen sin usar. Lo notarás fácilmente porque no calentará igual y desprenderá un ruido. Para acabar con ello hay que tener la caldera encendida y abrir el tornillo de evacuación que encontramos en un extremo del radiador. Primero empezará a salir el aire, para a continuación salir agua. Esto es lo que se llama purgar radiadores.

Uno de los principales inconvenientes que nos encontramos en la fontanería de casa es el atasco de las tuberías. Se empiezan a acumular residuos que acaban por obstruir el paso del agua. Para reparaciones fontanería de este estilo es mejor ponerse en manos de un profesional o emplear trucos más caseros como echar media taza de levadura, para a continuación vertir un poco de vinagre. Lo dejaremos actuar nos minutos y posteriormente echaremos agua hirviendo.

Otros problemas de fontanería muy comunes son los malos olores que se originan en las tuberías y la aparición de cal en los desagües.