Do It Yourself

Trucos para evitar la plancha

A man with an iron in his hand

Una de las tareas del hogar más odiada es el planchado. Una vez que tenemos la ropa limpia y seca llega el momento de planchar para quitarle las arrugas. Aquí veremos algunos trucos para evitar la plancha.

Lo principal para evitar o facilitar la plancha de la ropa es evitar arrugar en exceso la ropa. Está claro que con la lavadora la ropa sale mojada y arrugada, por lo que es primordial evitar las arrugas en el proceso de secado. Si tendemos la ropa hay que asegurarse de que quede bien colgada y estirada. Si apretujamos las camisas para que quepan todas en el tenderete aseguramos una buena dosis de arrugas a la hora de planchar. Si usamos secadora hay que procurar que acabe cuando estemos en casa de forma que podamos sacarla de la secadora en el momento que termine y empezar a doblar la ropa. Hay que tener en cuenta que la mayoría de arrugas en la secadora se agravan en el tiempo que pasa hasta que las sacamos. Cuanto menos tiempo esté la ropa en la secadora menos arrugas tendremos que planchar.

Antes de ponernos a planchar hay que mirar si realmente es necesario planchar ese tipo de prenda:

  • Los pantalones quedan perfectos si los colgamos de una percha con pinzas recién salidos de la secadora. El propio peso del pantalón hará que al secarse quede recto y liso. Salvo prendas especialmente delicadas, no hay por que planchar un pantalón y está totalmente prohibido en caso de ser de cuero.
  • Jerséis, polos y camisetas no necesitan plancha si evitamos que cojan arrugas al secarse. Tal cual salen de la secadora hay que doblarlos y ponerlos en su cajón.
  • La ropa interior no necesita plancha en absoluto.

Dos prendas que no podrás evitar planchar son las camisas y corbatas, pero al igual que antes si las estiras o cuelgas de una percha nada más secarse tendrás una gran parte del trabajo hecho.