Padres

Un bebé sano: renuncia al café

Mother holding baby.

Según una publicación médica hay evidencia concluyente de que el consumo de cafeína afecta el tamaño de un bebé al nacer. De manera que si quieres que tu hijo nazca con mejores posibilidades de un buen desarrollo, modera el consumo de café y de productos que contengan su principio activo  en tu pareja.

Según la revista BioMed Central hay una relación directa entre el bajo peso al nacer y la que cantidad de cafeína que se ingiere durante el embarazo. Es más: según esta misma publicación, un alto consumo de café estaría ligado a una mayor duración del embarazo.

Como el resultado de una investigación realizada por un equipo de investigadores del Instituto Noruego de Salud Pública, se ha demostrado que la cafeína ingerida por la madre atraviesa la barrera placentaria. El bebé, entonces un embrión en desarrollo, carece de las enzimas requeridas para inactivarla, lo que altera su metabolismo.

¿Cuánto café puede beber una madre antes de ver afectado a su bebé? La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere no más de 200 mg, inferior a la cantidad equivalente en una taza de café.

Para este cálculo, los responsables de la investigación recopilaron detalles sobre las dietas de madres y detalles de sus partos en 60.000 pacientes, controlando las fuentes de cafeína: café, té, gaseosas y alimentos ricos en cacao.

Según estos datos, la cafeína parece ser tan peligrosa para el embarazo como el tabaco.