Do It Yourself

Velas flotantes

Velas flotantes

Si tienes la suerte de tener una piscina o un estanque en tu jardín también puedes utilizarlo para dar un toque decorativo a tus fiestas de amigos o cenas románticas. Si la luz de las velas le da un toque romántico a cualquier cena o celebración, mucho mayor efecto se consigue con la luz vacilante de velas flotantes que se mecen sobre el agua.

Quizás sea la conjunción del fuego de la llama con el agua de la piscina, pero la verdad es que unas cuantas velas flotantes darán un toque original y diferente a tus fiestas con los amigos, y sumarán puntos en tus citas románticas.

Si bien se suelen utilizar velas con forma de flor, cuyos pétalos ocultan la esponja que le da flotabilidad, cabe destacar que las formas de nenúfar suelen ser las más utilizadas para decorar pequeños estanques, donde se mimetizan mejor. Las velas sobre el agua suelen ser de color blanco o un tono pastel muy suave para dar una sensación de tranquilidad, aunque también las hay de colores llamativos que están más enfocadas a a fiestas informales a la luz del día.

Es importante que nos hagamos con velas de larga duración para que el efecto de las velas flotantes dure toda la velada, ya que no vamos a poder sustituir las velas si se agotan al cabo de poco tiempo.

Aunque no hay ninguna norma sobre el número de velas que podemos poner en una piscina, lo lógico es adaptar su número al tamaño de la superficie líquida de tal forma que no de una sensación de abarrotamiento.

¿Y lo que vivimos en un piso sin piscina ni estanque? ¡Imaginación al poder! En la próxima cena romántica olvidate del caldelabro y pon una única vela flotante en un cuenco ancho con agua. Verás como este detalle original te hará ganar puntos.