Sex and Life

Videos sexuales de famosos

at PlayStation 2 Triple Double Gaming Tournament, Club Ivar, Hollywood, Calif., 10-25-03

Con la presencia masiva de Internet y el desarrollo de las nuevas tecnologías, el mundo del sexo y de las relaciones sexuales ha experimentado una revolución sin precedentes qué haría enrojecer a nuestros abuelos. Si queremos ver sexo, tenemos la posibilidad de obtenerlo al instante. Hay multitud de páginas web, españolas o internacionales, y descargas disponibles para ello. No tenemos que buscar mucho si lo queremos encontrar.

Una de las grandes influencias en el mundo del sexo a través de Internet son los videos sexuales de famosos. Una influencia que ha hecho que aparazcan multitud de páginas que hacen lo mismo que ellos, practicar sexo delante de la cámara, pero con personas anónimas. Es el mismo concepto que la publicidad en televisión. Un famoso como gancho de una marca publicitaria para vender su producto o servicio. Marketing puro y duro. Y tienen un gran tirón esas páginas conocidas como sexo amateur o de parejas liberales. Convertir el sexo en algo cotidiano y accesible siendo protagonistas de tu propio video sexual. Ver a una pareja normal y corriente, con sus virtudes y defectos como cualquiera, practicar sexo y permitiendo que otros lo vean y disfruten añade un morbo especial. Es como si ves a tu vecino en plena acción. Convertir a una persona corriente en actor de una película porno por unos minutos. Voyeurismo y exhibicionismo a partes iguales.

Si tuviéramos que buscar un origen de este tipo de videos habría que retroceder a los años 80 con la difusión de un video donde el actor Rob Lowe practicaba sexo con una mujer. Un video de una calidad pésima pero que se convirtió en una leyenda. No existía Internet como ahora para una rápida y masiva difusión pero dio a conocer al gran público este tipo de videos. Ya en una época más reciente, podríamos destacar algunos de los videos sexuales de famosos más destacados y conocidos.

-Pamela Anderson. Lanzada a la fama en la serie Los Vigilantes de la Playa, la actriz canadiense fue la precursora moderna en la era de Internet de los videos sexuales de los famosos al difundirse el suyo con su marido Tommy Lee. Pocas personas de menos de 40 años no la habrán visto jugar en el yate. Hizo lo que muchos queríamos que hiciera en la serie playera. Al final la vimos en plena acción en pantalla aunque fuera la del ordenador.

-Paris Hilton. Si el video de Pamela Anderson tuvo éxito, lo de Paris Hilton fue un auténtico bombazo internacional. La actuación de la heredera en One Night in Paris, que fue el nombre con el que se difundió, junto con su novio de entonces Rick Salomon, era bastante meritoria. Mucho más que su carrera de “cantante”. Una gran interpretación dentro del dormitorio que no la acompaña fuera de él y en la que podíamos disfrutar de su gran capacidad para las artes amatorias ya fuera posando para la cámara o jugando con una botella en sus partes más íntimas. Y sin temor a mancharse. Un video de auténtico lujo. Y el inicio de un gran carrera basada en ella misma. No es especialmente guapa, su físico no es malo pero los hay mucho mejores. Pero está en todas las salsas. Ha construido un personaje conocido a nivel mundial a partir de su video íntimo y los que la llamaron tonta ya habrán rectificado.

-Kim Kardashian. Un caso similar al de Paris Hilton. En su caso, el video que protagonizó con el rapero Ray J es el más buscado de este tipo en la red. En él podemos disfrutar mucho mejor de los atributos que han hecho famosa a Kim Kardashian, estos dias por Europa celebrando su boda: su culo y su pecho. Eso sí, con menos ropa y en una actitud distinta. Si ella empezó a ser conocida como hija de, a sus hijos le ocurrirá lo mismo. Su madre será muy famosa y todo el mundo la habrá visto en plena acción sexual. Aunque a ella no le importe mucho.

La lista sería interminable. El actor Colin Farrel con la modelo Nicole Narain, Kendra Wilkinson, una exconejita de Playboy, entre otros. En algunos casos fruto de exparejas despechadas y en otros como afán de protagonismo para lanzar, o relanzar, una carrera. El morbo acompañado de sexo explícito vende mucho.